domingo, 2 de junio de 2013


PASILLO VERDE

El ferrocarril se puso en funcionamiento en Madrid en 1864 tras la construcción de la estación de Atocha de 1851, y de la de Príncipe Pío de 1859, a las que se añadieron las de Delicias en 1880, Imperial en 1883 y Peñuelas en 1914. Estas instalaciones van a transformar el sector meridional del Ensanche de Madrid, en un sector industrial y el eje ferroviario se convierte en soporte físico de un corredor fabril, único en la ciudad.


Chimenea y cipreses

Marquesina de la estación de delicias


Detalle de arquitectura ferroviaria

 Rampa de subida al puente que cruza las vías con la torre del planetario al fondo


 Deposito de agua

 Acequia que discurre paralelas a las vías donde se reflejan los cipreses y la chimenea


Elemento para abastecer de agua a las maquinas de vapor

1 comentario:

  1. Cada imagen es como un vagón de tren. Buen recorrido gráfico

    ResponderEliminar